Esta es mi mejor criptodivisa para comprar en noviembre

Octubre fue un gran mes para las criptodivisas, ya que el valor total del mercado se disparó casi un 30% hasta los 2,7 billones de dólares. Las monedas meme impulsadas por la publicidad, como Shiba Inu, lideraron la expansión.

Pero a largo plazo, los activos que introducen innovaciones técnicas tienen más probabilidades de superar el rendimiento porque tienen más usos potenciales. Exploremos por qué Solana se ajusta a la ley y por qué es mi criptodivisa principal para comprar en noviembre.

¿Qué es Solana?

Lanzada en 2019, Solana ahora tiene una capitalización de mercado de $ 75 mil millones. Es una blockchain pública diseñada para facilitar el desarrollo de aplicaciones descentralizadas (dApps). Estos complejos programas utilizan contratos inteligentes para funcionar sin un intermediario centralizado. Y soportan una serie de casos de uso que van desde las bolsas de criptomonedas descentralizadas hasta los mercados de tokens no fungibles.

Según su sitio web oficial, la blockchain de Solana alberga 400 proyectos de dApp diferentes, y el número crece constantemente. Y el valor total de Solana y su ecosistema de dApps asciende ahora a 105.000 millones de dólares (esta cifra incluye el token nativo de Solana y los tokens independientes programados en su red), según el sitio web de agregación de criptodatos CoinGecko.

Las DApps son importantes para el valor de Solana porque utilizan el token nativo de la blockchain, SOL, para realizar transacciones en la red.

¿Cuál es la ventaja competitiva de Solana?

Solana no es la única red blockchain optimizada para el desarrollo de dApps, y compite con Ethereum para atraer proyectos a su ecosistema. Al ser la primera blockchain en facilitar las dApps complejas, Ethereum goza de una ventaja de primicia, que le ha ayudado a atraer la mayor parte de los proyectos a su red: más de 3.000, según datos de CoinDesk. Pero Solana tiene algunas ventajas competitivas que le ayudarán a ganar terreno.

A diferencia de Ethereum, que utiliza un mecanismo de consenso de prueba de trabajo (PoW) en el que los mineros resuelven rompecabezas para validar las transacciones y acuñar nuevas monedas, Solana utiliza un protocolo de prueba de participación (PoS). Sus mineros validan las transacciones utilizando las monedas que poseen (un proceso llamado staking) a cambio de nuevas monedas.

PoS es más barato y más ecológico que PoW porque no requiere un consumo masivo de energía. Solana refuerza aún más su red mediante una función llamada proof-of-history, diseñada para acelerar la blockchain mediante el registro del tiempo.

Según su página web, Solana es la cadena de bloques más rápida del mundo, capaz de gestionar 50.000 transacciones por segundo, frente a las 13 de Ethereum.

Y aunque Ethereum planea la transición a PoS a través de una actualización llamada Ethereum 2.0, no está claro cuándo se pondrá en marcha la transición, lo que convierte a Solana en la mejor opción para los desarrolladores que dan prioridad a la escalabilidad y los inversores que quieren apostar por la tecnología en lugar de por el bombo.

Invertir a largo plazo

Es tentador apostar por las meme coins porque el bombo y platillo las ha hecho subir. Pero estos tokens carecen de ventajas fundamentales y podrían desplomarse cuando el entusiasmo se desvanezca.

Aunque las criptomonedas son intrínsecamente difíciles de valorar (no generan beneficios ni flujo de caja), Solana podría resultar una mejor inversión a largo plazo porque sus ventajas en cuanto a velocidad de transacción y escalabilidad atraerán el desarrollo de dApps.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.